Infraestructura y desarrollo en Cabo Corrientes

img_feat_06Caminos a las playas en Cabo Corrientes

El pueblo de El Tuito y la propiedad de Tierra Alta se encuentran en un punto central de la península de Cabo Corrientes, con un radio de 25 millas a todas las costas del Pacífico que ahora se pueden acceder por carretera. Cada año, los proyectos de pavimentación de la carretera amplían la red de acceso costero a Cabo Corrientes y a sus gloriosas y olvidadas playas.

Desde El Tuito o Tierra Alta, usted se encuentra ahora a sólo unos 45 minutos de todas las playas con acceso por carretera que bordean la amplia península de Cabo Corrientes. El compromiso de financiamiento para la infraestructura en esta área se ha dado en parte a través de la inversión del gobierno federal en la apertura de esta extraordinaria zona. Además de la construcción de carreteras, hay un importante sistema de suministro de agua en construcción para esta zona, situada en Las Panales a sólo 15 km al sur de El Tuito.

Hay una serie de playas a lo largo de la península de Cabo Corrientes en las que sí se puede nadar – Tehuamixtle es un bello ejemplo. Corrales, la pequeña bahía protegida y pueblo pesquero en el cabo es otro ejemplo de una playa donde se puede nadar. Sólo tiene usted que conocer este país y estas hermosas – y potencialmente peligrosas – playas.

Lanchas de motor a las playas – Tours en “Panga”

Todavía hay muchas áreas de playa a donde no se puede llegar fácilmente en coche. Usted puede explorar algunas de estas áreas sin caminos por “panga”, los pequeños barcos con motor fuera de borda que proporcionan servicios de viajes y excursiones acuáticos. Sólo debe tener cuidado acerca de cómo elegir un barquero calificado. Unas preguntas discretas entre los locales pueden decirle mucho acerca de los conocimientos y experiencia. Aún si su español es “verde”, encontrará la manera de preguntar acerca de quién es el mejor barquero en la bahía.

Escapes Urbanos

Tierra Alta comparte su valle tranquilo con El Tuito y a menudo parece alejada de los ambientes familiares de la ciudad. Esa es, en realidad, la idea básica de Tierra Alta.
Tenga en cuenta que la Tierra Alta no es una parada normal en un camino bien viajado hacia un destino conocido. La gente que vendrá aquí estará buscando lo que Xóchitl y yo estábamos buscando. Más paz. Más tranquilidad. Clima muy benigno. Gente naturalmente cordial. Nuevos amigos. Y las habituales sorpresas al azar.

SUBIR